Agua Potable

La normativa para empresas sanitarias incluye el tratamiento y disposición de aguas servidas. Sasipa SpA solo se ocupa de la producción y distribución del agua potable puesto que en Rapa Nui no existe un sistema de alcantarillado público. Actualmente más del 90% de las viviendas tienen como solución de alcantarillado pozos de filtración (pozos negros).

La producción de agua potable comienza con la extracción de agua desde los seis pozos que la empresa posee ubicados en distintos puntos de Hanga Roa. El agua, sin tratamiento, es impulsada hacia 6 estanques de acumulación, dos ubicados en Rano Kau de 350 y 500 m3 de capacidad respectivamente, dos instalados en el sector de Arapiki con capacidades de 300 y 250 m3 cada uno, un estanque de 100 m3 ubicado en Puna Pau y el último que abastece de agua potable a la zona rural ubicado en Vaitea de 250 m3 de capacidad. El agua que se extrae e impulsa a los estanques de regulación pasan primero por un proceso de desinfección, conforme a las normas sanitarias, y finalmente es distribuido por gravedad a los hogares de la Isla a través de 73 km de tuberías (tuberías de PVC, rocalit , HDPE y cañerías de cobre).

La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) controla que Sasipa cumpla con la normativa vigente respecto a la calidad del agua potable, garantizando que el agua suministrada a la población sea apta para el consumo humano.